Garabatos en solitario

Garabatos en solitario

sábado, 4 de febrero de 2017

Renacer


Renacer

Cuando nacemos somos libres, somos chicos, somos felices, el mundo es nuestro, de ahí aparecen los limites, entender que hay cosas que son tuyas y otras que son de los demás, hay cosas que tienen que importarte y otras que no te deben importar, la libertad de la inocencia no tiene pecio, sin normas, sin discriminación, sin comparaciones, sin dejarte manejar por lo que está bien o mal, la libertad de volar en un avión de papel, de ser pirata con una espada de palo de escoba, de ser un súper héroe con todos los poderes que superan hasta a súper man.

Poder enamorarte de tu profesora sin importar la diferencia de edad, soñar con el partido del fin de semana, con mandarle la notita a la niña que te gusta, con sentarte tan solo en una vereda a conversar, con rezar que haya viento para poder remontar tu cometa, con pensar que la vida es lo mejor que te pasó, donde tus únicas preocupaciones es que no llueva para poder ir a la playa o que el profesor se enferme para no tener que rendir el examen, donde te acuestas siendo policía y despiertas siendo bombero, donde te dormís siendo piloto y despertar siendo marinero.

Ese mundo lleno de bondad y sueños, ese mundo donde solo quieres jugar y ser feliz, ese donde hay una sonrisa para todos, una saludo, un buenos días, ese donde poder ser vos sin temor lo que dirán, ese donde te podes enamorar, te podes desilusionar pero la amistad nunca se terminará y el mundo seguirá igual, ese donde no importa que tienes o que podes dar, ese en que te quieren por lo que sos, ese en que es más importante la llamada de un amigo que la comunicación por cerrar un negocio, ese en el que nos sentíamos libres de verdad.

Mundo y vida que construimos y destruimos sin importar nada más, quiero la vida al revés, nacer con todo lo que morimos y morir con todo lo que nacemos, que un helado valga más que un viaje, que un viaje valga mas que negocio, que un negocio nunca ocupe el lugar de tu libertad, que tu libertad sea lo primordial, quiero ser ese niño con lo que se hoy, quiero ser lo que soy con lo que me importaba ser de niño, quiero vivir sin envidia, sin celos, sin competencias, sin calificativos, sin rencores o venganzas, quiero vivir como soy, quiero vivir como era.

Vivir sin pensar en lo que seré o ganaré, sin sí me es infiel o no, sin sospechar si me roban o estafan, sin condicionar al mundo con mi forma de pensar, siendo libre y regalando libertad, estando donde quiero estar haciendo lo que quiero hacer sin que nadie o sin que me importe el que dirán, una flor robada de un jardín, una cartita pegada en la pared, un mamarracho cocinado con mucho amor, quiero vivir con esos detalles imperfectos que tan solo demostraban amor y perfección.

Quiero amar sin casarme, amar porque amo y nada más, trabajar sin preocuparme con lo que hagan los demás, crecer sin ver el crecimiento ajeno, tirar una soga cando vea que alguien la necesite perdido en esos ríos indomables que queríamos conquistar, quiero volver a ser yo sin importar si soy mejor o peor, si llego más alto o no, si soy mejor o peor, sin cumplir o no con lo que te impone la sociedad, tan solo volver a ser tan sabio como lo era cuando era un niño, quiero estar contigo porque te quiero, quiero hacer el amor por que lo deseo, no quiero hacerlo porque es como debe ser, quiero darte la mano por que me hace falta y no por qué es lo que hay que hacer.

Quiero que me escuchen como me escuchaban y hasta les parecía gracioso, que estén conmigo porque soy un niño y que no me exijan porque soy un hombre, quiero un beso de buenas noches todas las noches, quiero que me preguntes que me gustaría a que tan solo viva para hacer lo que le gusta a otros, quiero que juguemos a las escondidas, amanecerme tras un juego de mesa, reír, bromear y vivir sin problemas, quiero que me dejes tal y cual como me conociste, que no me quieras cambiar, ese soy yo, quiero la libertad de ser feliz y ser quien soy.

Quiero guerra de almohadas, cosquillas, que me despeines, correr por la calle sin importar si llueve, hacer travesuras y locuras, tocar un timbre y salir corriendo, copiar en un examen, que nos robemos las tizas, que el mar se lleve tu zapato y nadar hasta recuperarlo, que me mires a los ojos con honestidad, que no hayan traiciones ni condiciones, que respetemos espacios y tiempos, entender que no venimos del mismo lugar, quiero volver a ser ese niño que no pensaba en nada de esto, quiero ese que vivía sin importar nada más de lo que te tenía que importar y respetando siempre sin calificar a los demás, donde todos éramos iguales y donde lo único que importaba era ser libre y feliz dejando ser libre y felices a los demás.

lunes, 30 de enero de 2017

Tiempo

Tiempo

Quisiera poder robarle tiempo al reloj, quisiera borrar tantos momentos consumidos, deseo que mis errores se conviertan en aciertos, que mis arrebatos se conviertan en caricias, que mis gritos en canciones, robándole granos al reloj de arena, quisiera haber sido lo que tu esperabas, comportarme como lo que tu necesitabas, estar contigo en los peores de tus momentos, no haber cerrado puertas y haber abierto las cortinas para que entre el sol, robarle tiempo al tiempo, no para ser más joven sino para ser mejor, morirme mañana sabiendo que mis errores no fueron tantos, que mis desaciertos fueron aciertos y mis desatinos tan solo errores del destino.

Implacable tiempo que no deja un atrás, recuperar tantas cosas perdidas y perder tantas cosas tan estúpidamente, cosas ganadas, charlas sin tiempo ni momentos tal vez dejadas por algo tan vacío como el sexo, reproches y venganzas, insultos y agresiones, dejar de lado una vida para siempre por un instante de lujuria o placer, lo que es más triste es el orgullo y ganas de no perder con tan solo las verdades que nunca quisiste ver, las páginas de mi historia se entreveran, se mezclan, tan solo se pueden leer garabatos y decisiones sin sentido, arrancaría cada una de esas páginas que me alejaron y volvería a escribir mil veces las hojas que me dieron vida.

Es maravillosa la vida, que te permite ver y estar con esa persona a la que dañaste, cara a cara, entrecruzando miradas, risas y tan solo cosas divertidas por que para cosas serias ya no hay cabida, cruda y fría, ya no quiero nada, por justicia para los dos, tu no tendrás que perdonar ni yo sentirme justificado o perdonado, la cicatrices no se borran y mucho menos el dolor, quiero seguir robándole segundos a los minutos y minutos a las horas esperanzado que tal vez en algún momento de mi vida pude haber sido mejor.

viernes, 20 de enero de 2017

Vacíos sin llenar

Vacíos sin llenar

Merezco a quien se muera por verme, a quien me dedique hechos y no palabras, a quien se vuelva loca sin importar si estoy desarreglado, en pijamas o en jeans, a quién considere mi sonrisa su alegría, para quien nuestro hogar sea nuestra cama, a quien me ofrezca un abrazo en mis malos días y sin preguntar nada, a quien le guste escucharme aunque sean disparates, a quien me invite a bailar sin música en cualquier callejón de madrugada, a quien me deje notas en cada rincón de la casa, a quien me muestre hasta el último de sus lunares y que tenga en su mente el mapa de cada una de mis pecas, a quien conozca mis defectos así como mis manías y que a pesar de tanta imperfección le fascine, a quien le guste recorrer el mundo conmigo tomada de mi mano sintiéndonos los dos protegidos y cuidados, a quien me cuide y se deje cuidar, que celebre cada uno de mis pequeños pasos y los celebre conmigo, que me haga resucitar después de cada una de mis derrotas, a quien en una discusión no me ignore, que me elija en todo momento y me dedique su tiempo, a quien me ofrezca su almohada tan solo para que yo esté más cómodo, a la que me hable mirándome a los ojos, a la que me seque las lágrimas con sus sonrisas, a quien me de besos de buenos días, caricias de buenas noches y me haga al amor en cualquier rincón, a esa que me agarre desprevenido y me sorprenda a cada instante, a quien me espere a la salida del trabajo quizás tan solo con un beso, a quien complete y me complete, a quien que con tan sólo mirarme yo tiemble, a quien me destruya los miedos, a quien no le asusten los precipicios pues me estará agarrando tan fuerte, que si cae, caerá conmigo, a esa persona que respete quien soy, quien vacíe mis mochilas, quien comprenda mis caprichos, mis traumas y aciertos, mis desatinos como mi cordura, mi humor desenfrenado y mi desquiciada forma de ser, a esa quien borre mis cicatrices y siembre flores en las marcas que quedaron, la merezco si, y la merezco por qué es lo que yo doy, sin pedir nada cambio, tan solo ser los dos.

No soy de los que rellenan espacios, cada situación, cada relación tiene sus espacios que son irrepetibles, no por eso quiere decir que no se pueda vivir sin ellos, cada nueva experiencia viene con cosas nuevas que borran historias y momentos pasados, una relación que termina es como dejar de respirar hasta que llega esa nueva persona que te llena de oxígeno, sin nada que comparar o recordar, una nueva ilusión, un nuevo camino, una nueva vida que nunca dejará de morir y renacer, no existen los vacíos sin llenar tan solo existen los nuevos espacios por llenar, gracias por existir.

martes, 6 de diciembre de 2016

El amor de ayer y el desamor de hoy


El amor de ayer y el desamor de hoy

Las estrellas fugaces estaban colmadas de deseos, contar los pétalos de una flor para saber si me quería o no, ya nadie cree en detalles, hoy está extinguiéndose el amor, hoy se va a la cama tan solo con un beso y hasta con una mirada, tantos viajes, hostales, hoteles y alternativas al alcance de la mano, nadie dibuja corazones en las páginas vacías de su cuaderno o agenda, nadie escribe su nombre en los árboles, nadie habla de sueños sino de logros vacíos, tan solo quedan huellas en camas de una noche y olvidadas , el amor dejó de ser algo eterno tan solo para convertirse en metas efímeras, ratos compartidos y manejados por reglas.

Amores verdaderos no tienen normas, reglas, formas ni religiones, el amor es una religión y el mundo se llena cada vez más de ateos, antes sin amor no se vivía hoy se resucita sacando espinas, ilusiones tan solo por posesiones, antes se hablaba de frente, se robaba tiempo al tiempo, hoy somos infieles con las obligaciones, ya nadie escribe su nombre en las paredes, nadie talla corazones en los árboles, el tiempo y las obligaciones desaparecían tan solo por estar juntos, cenas románticas que podían ser en un parque de diversiones, caminatas interminables, charlas eternas.

Recorrer todo tan solo caminando juntos, en el cine tratar de rozar su mano, bailar una canción pegados, cartitas que decían lo que te daba vergüenza decir mirando a los ojos, llamar y tener que colgar el teléfono por que no era quien contestaba a la que llamabas, el miedo a los parientes, una despedida, un hasta mañana y un beso en la comisura de sus labios que no te dejaba dormir por días, notas escondidas, rosas rojas dejadas en su puerta, poemas que solo eran mamarrachos, caminar juntos, ver un jardín y arrancar una flor en el camino para entregársela.

Una cita era algo especial, el mejor perfume, la mejor ropa, el mejor peinado, moverle la silla para que se pueda sentar, abrirle todas y cada una de las puertas para que pueda pasar, cartas escritas a mano, fotos dedicadas, acompañarla hasta su casa así el retorno a la tuya fuera caminando por falta de dinero, camino interminable y lejano que tan solo con su recuerdo hasta se hacía corto, cediéndole siempre el paso, saber que flor le gustaba para sorprenderla sin importar el costo, caminar del lado de la calle y ella del lado de la pared tan solo para protegerla​.

Sorpresas y detalles sin fechas, a cada instante, a cada momento, darle algo en la boca, un caramelo, un pedazo de chocolate o algodón, limpiarle así sea un grano de azúcar de un churro que recién cominos muy delicadamente con una servilleta, oler su aroma para llevarlo conmigo y no querer que desaparezca jamás, escucharla y mirarla atentamente enamorándote de cada uno de sus gestos sin que nos interrumpa un celular, ese primer beso que no te dejaba en paz y por el cual ya no podías ni respirar, nuestra canción elegida tan solo por momentos especiales y que nunca dejaremos de escuchar.

Nuestro lugar era estar juntos sin importar nada más, noches interminables de charla, risas, conversación y miradas, encuentros fugaces que eran eternos, protegerla de la lluvia así yo me mojara, darle mi abrigo y decirle no hace frio así mi alma tiritara.

Las relaciones cambian y no nos damos cuenta, cambian y dejamos de dar y respetar, yo viví ese amor, pobres los que no, la vida no es lo que es hoy, antes costaba mucho conquistar a tu amor y por ende era mucho más cuidado, respetado y admirado, hoy es tan fácil que ni siquiera tienen que verse en persona, el mundo cambia, el mundo avanza, a mi déjenme vivir donde el amor y el respeto eran lo primero, lastima dan aquellos que vivieron ese amor y hoy lo desperdician tan solo por vivir en la modernidad.
--

lunes, 5 de diciembre de 2016

Lo último no es consuelo

Lo último no es consuelo

Un último beso ya sin sentido, es como hacer el amor con alguien que no tiene un orgasmo.

Una última siesta sin retorno, es como acariciar a alguien sin que te acaricie.

Un último atardecer sin que vuelva a anochecer, es como besar sin que te besen.

Una última mirada sabiendo que ni el espejo te refleja, es como querer pasar la tarde con un libro aburrido.

Un último brindis tal vez sin una copa en la mano, es como salir de pesca volver con la cesta vacía.

Un último amanecer sin importar si pasamos la noche juntos, es como emprender una partida y jamás encontrar la llegada.

Una última cena sin que nos la hayamos cocinado, es como despegar sin poder alzar el vuelo.

Una última noche sin importar nuestros días, es tan solo como dar sin importar lo que te entreguen.

Un último viaje sin importar si el destino es nuestro camino, es como una solitaria noche sin un mañana.

Un último podemos sin poner nada de nuestra parte, es como escribir poesía sin que nadie la lea.

Un último no darnos por vencidos y dejar de luchar, es como ducharme solo deseando su compañía.

Una última apuesta sin tener fichas en los bolsillos, es como querer romper reglas y que nadie más deje de tenerlas.

Un último riesgo sin querer arriesgar de verdad, es como vivir en una religión cuando mi creencia es el pecado.

Un último encuentro con promesas que jamás serán cumplidas, es como amanecer juntos deseando su cuerpo y que todo tenga que ser a cambio de algo.

Una última promesa tan solo por obligación, es como querer cambiar mi cigarrillo para terminar fumando solo en el balcón.
Ya tienes una nueva vida, una nueva forma de vivir y está bien, eso debería haber sido siempre lo correcto, yo tengo una nueva forma de vivir, una nueva vida, lo importante hubiera sido si a pesar de eso aun queríamos estar juntos y no estar juntos por ser la única alternativa.

Tan vacío como un puñado de arena en el viento, tan pobre como la única ola en la marea, tan poco como el rocío comparado con la lluvia, tan pobre como tener que amanecer sin querer despertar, tan infame como ese camino que sería recorrido de a dos y hoy es la senda tan solo de uno, como vías del tren, siempre cerca pero nunca juntos, dos caminos tal vez con el mismo destino pero sin el mismo fin y que jamás se cruzaran.

martes, 8 de noviembre de 2016

Yo te esperaba

Yo te esperaba

Por qué perdí el tiempo?, todo fue ganancia, a tu boca se la lleva el viento, poder derramar el café sin culpas, para vivir, renacer y morir todo está permitido, avanzar eludiendo las rutinas, hasta el cielo se cansó de existir, es una opción hecha de vapor, los dos en nuestras bocas, en mis desvelos te logro tocar, deja que te bese, te escribo entre risas y lágrimas, alegrías y tristezas, por qué dejé tanto para después?, acá está este cuerpo que tan solo te quiere amar, buscando en mi armario, no sé prepararte el té, sigo soñando entre rincones, seguiré tu camino muy junto al mío.

Dejé de ser ese niño que hoy envejeció, la lluvia aburrida de caer, nadie parte el día anterior, navegar siempre flotando en tu vientre, nadie me quiere como tú, ya no podré escribirte poemas, quiero que me mires a los ojos, deja que lo intente, puedo pero no intento ocultarme, quisiera irme a caminar sin parar, siempre hay un nuevo renacer sin necesidad de estar, y por qué no?, no se jugar ningún juego de mesa, cada tanto muero solo y hoy estoy con vos, hoy recuerdo cada uno de mis olvidos, la vida terminó colgada en la pared, cada día tan solo un día más, sé que no soy indispensable, sé que he mentido, espero tan solo tu comprensión y que no te arrepientas, deja que todos nos miren, ya para que va a escribir mi lápiz.

Así que no peguntes nada más, deja que lo intente , sé que pude ser aquel anciano, sacarme toda la ropa, esperando mañana para escribir nuestra historia, quitarnos todas las dudas, yo nunca miro el reloj, tantos océanos que navegué, en el suelo la copa rota, todo se parece al ayer, ya no lo intento más, mentiría si dijera que no te quiero, yo te ayudo a rescatar, sin quejas, brindo por nosotros dos, esta tarde no me sueltes, te invito a que te enamores esta madrugada, acariciar tus cabellos blancos y tomarte de la mano, sin nada en mi ser, sin que me preguntes ningún porque, me río de la sociedad y sus reglas, nunca duermo antes de las once.
Muchos atajos ignoré, acostado en tus brazos conoceré la paz, el ocaso empezó cubriéndome de miel, solo tú y yo cuando hay que hablar de dos, ya es muy tarde para arrepentirme, encontraremos juntos el acierto de cada error, que nuestra unión sea eterna, deja que mi alma destelle, con la firme promesa de nunca separarnos, pasé muchas horas fumando y esperándote, nuestra noche será la mejor de entre todas, te pido perdón por todos los insomnios reclamándote, quiero sentir tu mano unida a la mía, volando entre el limbo y los años, quiero ir contra la ley, límite entre lo bueno y lo malo, ya no me baño todos los días, cansado de tantas batallas, de fracasos, derrotas y victorias sin sentido, pon tu mano en mi pecho y notarás cuanto te amo, te invito a comer, a tomar una copa de vino, sobre el mantel te haré el amor, sé que tu camino me llevará a donde quiero estar.

Soy todo lo que quieras de mí, elígeme, el mundo seguirá viviendo cuando partamos de la mano, sin aire, ya no necesitaremos respirar, musa de toda mi poesía, viaje sin bultos o maletas, sin culpas, sin aciertos o desaciertos, préstame tu ropa para vestirme de ti, no tengo miedo, es hoy cuando quiero, compartir contigo la eternidad, muchos estarán mejor recibiendo lo que no supe dar, tal vez por incompetente, tal vez por que exigían más de lo que podía dar, escuchando la misma canción, déjame besarte, déjame prometerte y cumplirte, como iba a vivir despierto si no dejaba de soñar, susúrrame al oído, agradecido por haber hecho lo que hice, gracias por el libre albedrio, la vida creó la locura y la felicidad, efímeras nomás, utópicos momentos de paz, nunca faltarán razones para volar, corro todos los riesgos junto a ti, programemos una cita bajo las sábanas.

Lloraba una vez al mes tal vez por necesidad, tal vez por frio o calor, cuando todos disfruten de tu soledad veras quien te quiso de verdad, brindemos por mí, por eso días por venir, porque los días ya no se irán, no desperdiciemos como granos de arena nuestra eternidad, tal vez nunca pude dar total porque nunca recibí total, acompañados de fantasmas y ánimas sin reclamos ni exigencias, te propongo divagar y caminar entre la gente, que linda estás, perfumada y sensual, nunca hice pactos o acuerdos y no retrocedía porque ya sabía donde estaban las trampas, las marcas y cicatrices tan solo me muestran todo lo que he vivido, déjame mirarte a los ojos, agotar mis besos en tu piel, calmarás todos mis desiertos de fuegos y océanos de tempestad, me susurrarás al oído que siempre serás mía, tan solo con escuchar tu voz renazco, que tus sueños sean mis olas, libres como el sol al amanecer, miro por la ventana de mi último tren tan solo esperando llegar al más lejano andén, fuiste quien pinto todo mi mundo en blanco y negro de color, quisiera poder contarle a todos como sos de verdad.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Cambiando al amor

Cambiando al amor

Cuenta la leyenda que la luna se enamoró del sol pero cuando él la amó tenía que dejar de brillar para hacerla feliz, injusto hubiera sido que el sol también le hubiera exigido a ella cuando lo amó que dejara de iluminar su noche como siempre ella lo había hecho.

Como si la flor le dijera al rocío estás muy frío cuando siempre la refrescó, como si la tierra le dijera al río corre más despacio habiendo sido su velocidad la que la alimentó, como si las ramas le dijeran al viento acaríciame más despacio después de tantas desenfrenadas danzas abrazados, como si la tierra le dijera a lluvia no me mojes más olvidando su maravilloso aroma a tierra mojada, como si la oruga le dijera a la mariposa me quiero quedar acá, me quiero quedar así, como si la abeja le dijera al capullo me empalagó tu néctar, como si tus ojos le dijeran a mi mirada no me mires más, como si tus risas le dijeran a mis bromas ya no me haces reír, como si tu cuerpo le dijera al mío vamos a dormir, como si tu brisa le dijera a mi respiración necesito aire, como si tus manos le dijeran a mis caricias denme más sin yo dar, como si tus labios le dijeran a mis besos no me besen más, como si tu pasado le dijera a mi presente retrocede conmigo, como si mi presente le dijera a tu futuro quédate donde estas, como si la planta le dijera al sol estas muy caliente, no me alimentes más, como si el pez le dijera al agua que turbia estas, no puedo nadar, como si el águila le dijera al aire prefiero caminar que volar, como si mis sabanas le dijeran a tu cuerpo no me desordenes, como si el crecer fuera pecado y el retroceder una religión, como cambiar la confianza por desconfianza, como cambiar la verdad por mentira, como cambiar la valentía por cobardía, como cambiar la entrega por egoísmo.

Dejar de ser lo que éramos por alguien que se enamoró de quien y como eras, por ese alguien que te hizo volver a creer y confiar, para convertirnos en lo que no somos, cambiar entrega por condiciones, cambiar amor por compromiso, cambiar victorias en el campo de batalla por tratados en la cama, eso que nos dio vida, eso que nos hizo volar, eso que nos llenó, porque con el tiempo lo queremos cambiar?, mejorar o crecer, no es cambiar.

jueves, 13 de octubre de 2016

Mirando atrás

Mirando atrás

Caminar sobre tus huellas a veces no es malo, recorrer nuevamente los caminos, ver los paisajes que alguna vez contemplaste, bañarte en los mismo océanos que te bañaste, para y mirar atrás, tal vez hasta para volver, convencido estoy hoy que el pasado puede cambiar, sus momentos son duros y eternos pero puede mejorar tu futuro al verlo diferente, tal como cambia una mañana para convertirse en un bello atardecer y una hermosa noche, cosas muertas que no habían muerto, cosas vivas que murieron, tal vez usando la madurez que antes no tenías, sabiendo lo que no sabías, decisiones equivocadas que en su momento fueron las más correctas tal vez por egoísmos o cobardía.

Tontamente se dice sigue sin mirar atrás, como se puede recordar sin mirar atrás, atesorar vivencias, guardar todos y cada uno de esos recuerdos y enseñanzas que nos hacen ser lo que somos hoy?, dejamos en el camino cosas invalorables sin haberles dado su real valor y tal vez por eso hoy vivimos o nos conformamos con mucho menos, como quien no riega una flor y guardas sus pétalos muertos y secos entre las hojas de un libro, acostumbrados tal vez a no tener o exigir lo mejor, regresando sobre las rutas de cada uno de tus vuelos es posible cambiar la hiel por miel, las sombras por luz, todos tus temores por valentía, cada una de tus cobardías por osadías y volver a despegar, volver a volar pero nunca más tan solo como siempre volaste hasta hoy.

Si, si tienes la oportunidad de mirar atrás, hazlo, nada de nuevo en eso ríos, mójate bajo la lluvia y acuéstate en esa cama de hojas de cobre en el más bello de los otoños, camina mirando al cielo, huele la hierba fresca y refréscate con el rocío que es el néctar de cada mañana, corre descalzo sobre la arena, vuela cometas y respira todo el aire puro que te rodea, haz castillos de arena, dibuja en tu pared y enamórate de cada horizonte, abraza a todos y cada uno de los que quieres, dale la mano a la vida y sonríele al viento, busca lo que extraviaste, recupera lo que perdiste y pide perdón, lo menos importante es que te perdonen.

Dicen que un día el miedo, el orgullo y el egoísmo tocaron una puerta, el valor, la humildad y la sencillez abrieron la misma, al hacerlo notaron que no había nadie, si en ese viaje al pasado curas heridas, reencuentras a esa persona perdida, recuperas una gota de lluvia o rocío, una ola del mar o una hoja otoñal, un puñado de hierba fresca o un grano de arena donde quedo dibujada tu huella ten por seguro que valió la pena.

domingo, 9 de octubre de 2016

El tiempo

El tiempo

El tiempo pasa, mejor amigo o peor enemigo, el tiempo pasa y enfría, el tiempo pasa y crece, el tiempo no regresa, cada minuto son 60 segundos perdidos, me gusta el tiempo, me gusta porque es intransigente, porque no negocia ni hace acuerdos, el tiempo está ahí, hoy y mañana ya no estará, ese tiempo que nos hace regresar o ese tiempo que nos puede hacer ganar o perder, el tiempo nunca mira atrás, está ahí para aprovecharlo o desperdiciarlo, por eso el tiempo que le puedes dedicar a alguien es lo más valioso que puedes dar, ya que a pesar de que es tuyo decides darlo sabiendo que nunca más lo vas a recuperar, el tiempo no cree en buenos momentos, en malos momentos, en sueños, en metas, en reglamento ni obligaciones, el tiempo tan solo cree en el hoy, en este instante que puede ser eterno o en el instante final, el tiempo, ese personaje duro e inflexible, ese personaje que te dice actúa hoy para bien o para mal porque ya no habrá vuelta atrás, para bien o mal decide, ese personaje que te da la oportunidad y al mismo tiempo te dice no llores por lo que no hiciste por qué yo estuve ahí y no me supiste aprovechar, el tiempo está en nosotros, somos nosotros los que no lo sabemos aprovechar, el tiempo te acerca o te aleja, tiempo para pensar, para ver errores y aciertos, tiempo presente para enseñarnos que un perdón no está mal, para darnos la oportunidad de no reprochar aciertos, de no querer empatar, tiempo para crecer y mejorar, hoy miramos atrás y podemos decir cuánto tiempo perdido o podemos decir que hicimos las cosas bien, no es culpa del tiempo es culpa de cómo lo aprovechamos o no lo supimos aprovechar en su momento, depende de nosotros como lo usamos cada uno, el tiempo es imparcial, el tiempo no tiene tiempo ni lugar, el tiempo no te da la oportunidad de que alguien haga lo que tú quieres que haga, no te da el tiempo de que la otra persona haga lo que uno quiere que haga, el tiempo tan solo te dice, haz lo que tienes que hacer, haz lo que crees que es correcto hacer sin pensar que es un error porque ser honesto y sincero jamás será un error, el tiempo desnuda tus orgullos y tus egoísmos, desnuda tus temores e inseguridad, te hace sentir fuerte hoy y débil mañana, te hace ver el pasado como algo que nunca volverá y darte cuenta que el único responsable fuiste tú, con el tiempo te darás cuenta que fue tu peor error dar esperando recibir, tal vez hubieras tenido el mundo si hubieras dado algo más sin pensar en nada a cambio, no te dice que será eterno, tampoco te dice que será el mejor, tan solo está ahí para saberlo aprovechar y luchar, tiempo amigo, tiempo enemigo, gracias tiempo.

sábado, 8 de octubre de 2016

Valdrá la pena?

Valdrá la pena?

Será bueno apostar con casi la seguridad de perder?, olvidarte de principios, valores y metas, sueños y compromisos, no sé si me alejo o me alejan, brisa que ahoga en vez de refrescar, mares agotados de tanto navegar, veleros a la deriva sin vientos, cambios radicales sin razón, apuestas sin fichas para recuperar, un río sin cauce, tan solo nubes de tormentas e inseguridad, no hay peor brisa que la del viento, si es invierno te enfría, si es verano te abriga, tierra infértil, arena seca, las olas ya no suenan, el sol ya no calienta, caminos llenos de encrucijadas, señales confusas que no te llevan a ningún lado, colocando nuestras propias piedras en el camino, es bueno estar, también es bueno que estén, como la lluvia para un campo, como la hierba para un desierto, como el agua para la sed, y la certeza para las dudas, cuerda floja, relámpagos ciegos y truenos mudos.

Apuesto todo por mi felicidad, respetando mis principios, valores, metas, sueños y compromisos, tan solo me acerco a mí, brisa fresca que me abriga y refresca, mares nuevos, veleros con su puerto a la vista, cambios que me darán la razón, jugando mi última moneda, un río vivo, el cielo sin nubes, el viento me eleva, me abrigo en invierno y me acurruco en verano, tierra fértil, arena húmeda que graba mis huellas, las olas retumban en mi ventana, el sol me da su candor, caminos claros y despejados, las señales me llevan a lo mejor, pateando piedras y despejando mi ruta, estaré siempre para mí, relámpagos destellantes y truenos ensordecedores, tan solo volviendo a ser yo.

jueves, 25 de agosto de 2016

Eternamente

Eternamente

Nuestras noches duran desde que nos acostamos hasta que nos acostamos, nuestros sueños desde que nacemos hasta cuando nacemos, nuestro amor dura desde que nos conocimos hasta que nos conocimos, nuestra historia existe desde que la empezamos hasta que la empezamos, existen tan solo historias repetidas desde que son repetidas pero corregidas, nuestras siestas desde que nos acostamos hasta que nos acostamos, nuestros desayunos desde que despertamos hasta que despertamos, nuestras duchas desde que nos duchamos hasta que nos bañamos, nuestro andar desde que andamos hasta que caminamos, todo nace donde empezó y vuelve a empezar, eterno romance de la vida que nunca deja de nacer, todo nace cuando empieza y comienza cuando debe comenzar, tu deseo empieza cuando te empiezo a desear, mi deseo empieza cuando no me dejas de desear, todo sin comienzo ni final, final que comienza al empezar y comienzo que nunca termina sin un final, nuestros días desde la salida del sol hasta la salida del sol, nuestras cortinas se cierran desde que se cierran hasta que se cierran, nuestras guerras de almohadas duran hasta que empiezan las guerras de almohadas, la primer mirada se acaba cuando nos volvemos a mirar, la lluvia nos deja de mojar cuando comienza a mojarnos, la vida empieza a existir cuando empezamos a vivir.